lunes, 11 de enero de 2010

Nociones de gafas 3D

Tras el exitazo de Avatar 3D, tuve el otro día una conversación disputada con un colega porque las gafas del cine donde vi Avatar tenían pilas y las de su cine no. ¿Imposible? Que va, si es que los caminos de la estereoscopía son muchos y variados. Aquí os dejo un resumencito con lo básico que hay que saber sobre el cine 3D.

Los primeros experimentos con cine 3D datan de finales del siglo XIX y hasta 1915 no se proyecto nada para el público, aunque eso si, en sus inicios el 3D era de muy dudosa calidad y daba unos tremendos dolores de cabeza. Si queréis saber más sobre los inicios y como se fue desarrollando, aquí tenéis un buen enlace. Lo que me interesa más ahora son los tipos de gafas que se utilizan para 3D. He podido resumir 3:

Lentes anaglifo: Las que conocemos de toda la vida, patentadas ya en 1891. La imagen 3D contiene dos imágenes filtradas por color, una para cada ojo. Cuando se mira a través de ellas, se revelará una imagen tridimensional. La corteza visual del cerebro fusiona esto dentro de la percepción de una escena con profundidad.

Lentes polarizadas: Con esta técnica lo que se hace es aprovechar las propiedades de la luz de manera que utilizamos una especie de prisma de forma que cada lente deja pasar solo un rango de luz. Hay distintos tipos de polarización (lineal, circular, wavelength), podéis ver más aquí. El principio es fácil de entender. Por ejemplo en el gráfico se ven unas gafas polarizadas lineales, este sistema de gafas se usa en salas que exhiben el contenido con dos proyectores separados, cada uno con un filtro polarizador orientado a 135º y 45º respectivamente. Una ligera rotación de la cabeza del espectador hace perder el efecto 3D.

Lentes activas o LCD: Esta tecnología necesita que las gafas estén sincronizadas con el proyector, normalmente mediante infrarrojos. Las gafas tienen un sensor a través del cual el proyector ordena que las lentes se obturen (u oscurezcan para los de la ESO) y desobturen a la misma frecuencia que la emisión de fotogramas para que cada ojo reciba la información necesaria. Hay dos tipos de gafas activas: ELSA y E-D, y aunque utilizan el mismo sistema de transmisión de datos estereoscópicos no son compatibles entre si.


Bueno, con esto ya tenéis una noción básica, para saber más: Aquí, aquí, aquí, aquí, ...

2 comentarios:

Termodinámica dijo...

Pues es interesante. Solo dos comentarios:
1.- en el filtro azul lo que pasa es la luz de longitud de onda correspondiente al azul (en el dibujo parece que pasa el rojo).
2.- para las gafas activas es válido cualquier televisor, pero atención, con al menos 120 Hz de frecuencia (nada frecuente valga la rebuznancia), ya que tiene que intercalar a almenos 60 Hz las imágenes para uno u otro ojete.

Un saludo, y buen artí-culo kisho.

Ál dijo...

El dibujo está bien.
El ojo que tiene la lente azul no se distinguirá lo que está en azul y sí la imagen que tenga cualquier otro color, de igual forma con el rojo actua la lente roja.

Un abrazo