miércoles, 26 de noviembre de 2008

La ola


El próximo viernes se estrena la película "La ola". Esta película esta basada en un libro escrito por Todd Strasser, con el seudónimo Morton Rhue. La idea original del libro ocurrió realmente debida a un experimento sociológico que se hizo en 1967. El experimento original fue más o menos así:

"En otoño de 1967 Ron Jones, un profesor de historia de un instituto de Palo Alto en California, no tuvo respuesta para la pregunta de uno de sus alumnos: ¿Cómo es posible que el pueblo alemán alegue ignorancia a la masacre del pueblo judío? En ese momento Jones decidió hacer un experimento con sus alumnos: instituyó un régimen de extrema disciplina en su clase, restringiéndoles sus libertades y haciéndoles formar en unidad. El nombre de este movimiento fue The Third Wave. Ante el asombro del profesor, los alumnos se entusiamaron hasta tal punto que a los pocos días empezaron a espiarse unos a otros y a acosar a los que no querían unirse a su grupo. Al quinto día Ron Jones se vio obligado a acabar con el experimento antes de que llegara más lejos"

Desde que hice un trabajo sobre experimentos psicológicos, me flipa analizar el comportamiento de las masas y nunca dejas de sorprenderte con las reacciones que los humanos tenemos frente a distintas situaciones. Somos capaces de lo peor y no solo no nos damos cuenta sino que nos sorprenden los resultados de experimentos como el de Milgram o el de La cárcel de Stanford. Desde mi punto de vista, con esos dos experimentos y el de La cueva de los ladrones, se podría "entender" el genocidio cometido por los nazis durante la segunda guerra mundial.

9 comentarios:

Furiosoman dijo...

Pues si Miguel, un tema muy interesante. Es cierto que puedo entender como una persona puede cometer actos terribles al verse metido en un cierto contexto social, pero lo que no me trago es lo de la sorpresa cuando todo se descubre.

Estas situaciones extremas solo hacen salir lo peor que tienes dentro, pero si no tienes nada malo dentro, no puede salir... no se si me explico :))

Resumiendo: a mi no me vale la excusa, "la culpa es de la sociedad que me oprime/obliga"

tipiconsla dijo...

Entiendo lo que quieres decir y comparto bastante tu opinión, pero tambien pienso que el toro se ve bien desde la grada y que hay que "estar ahí" para ver si vale o no la excusa.
Si algo me ha quedado claro despues de leer bastante sobre el tema es que la influencia del medio puede alienar en su practica totalidad la personalidad, la identidad y las ideas propias de cualquier individuo (menos Chuck Norris, por supuesto).

Furiosoman dijo...

Pues si, hablar sin estar en la situación es muy facil, tanto como "hacer lo que hace todo el mundo" o culpar a cualquiera antes que a nosotros mismos:

La mate porque era mia...
Es que me miro mal...
La culpa es de la sociedad, que me tiene muy orpimido...

Lo que sea antes de aceptar nuestra parte de culpa.

h. jay s. dijo...

Esos dos ejemplos de "la maté porque era mia" o "Es que me miró mal" se refieren a situaciones individuales. Y es cierto que culpar de esos hechos a la sociedad es una hipocresía. La mató porque es un asesino y punto.
Sin embargo, la película y los experimentos (menos el de Milgram que está mas enfocado hacia la obediencia a la autoriad) se refieren a situaciones grupales en las que la mente individual se anula y el grupo actua como un todo. Influyen infinidad de factores como el sentido de identidad y pertenencia, la necesidad de pertenencia al grupo, la deshinibición, el sentido de culpa se diluye....
Digamos que la persona (y está demostrado que da igual como sea la persona) desconecta su personalidad y empieza a comportarse como lo hace el grupo, y estoy convencido de que en según que situaciones nos pasaría a cualquiera de nosotros.
Este tema es muy interesante y da para hablar largo y tendido.

Furiosoman dijo...

Pues si, son casos individuales, pero también son ejemplos de evasión de responsabilidad.
En temas grupales, coincido excepto en tu afirmación: "Digamos que la persona (y está demostrado que da igual como sea la persona) desconecta su personalidad y empieza a comportarse como lo hace el grupo".
Todos hemos sufrido alguna vez la presión grupal y no por ello tienes que caer. Como ejemplo pondré el consumo de drogas en los grupos de amigos (duras y blandas). Siempre se puede decir no, pero claro, para eso hace falta un cierto nivel de "caracter".
Os pongo un ejemplo: los tres jovenes que quemaron viva a una indigente en Barcelona. Caso claro de dilución del sentido de culpa, y una mierda, esos chavales son unos asesinos y si no hubiera sido esa pobre mujer, habria sido otra/o

h. jay s. dijo...

Coincido contigo.
Quizá me explique mal, no me refería a la presión grupal, sino a lo que los psicologos llaman "turba", el comportamiento de las masas. Es por ejemplo lo que ocurre en algunas manifestaciones que van en plan tranquilo, hasta que a alguno le da por liarla y ese comportamiento se va contagiando a la mayoría y la terminan liando parda. En esos caso no hay presión por parte del grupo, nadie te dice "venga haz esto", simplemente se va contagiando un modo de actuar entre sujetos que de no ser por encontrarse en mitad de la "turba" no actuarían así.

Furiosoman dijo...

Si, si, te he entendido bien, el que creo que no se explica bien soy yo. Conozco y entiendo perfectamente ese alineamiento del comportamiento, lo único que defiendo (es mi opinión) es que eso se produce (ese dejarse llevar) si el individuo quiere.

En el ejemplo que pones de una manifestación: yo he estado en varias y algunas chungas , vamos que se a que te refieres. Te puedo asegurar que si no quieres no participas y el que lo hace es porque está predispuesto.

La turba es poderosa, pero la conciencia humana lo es más, esa es mi opinión. Por ello, todo el que se escuda con estos temas para eludir su responsabilidad individual, para mi, es un cobarde (por no querer asumir sus responsabilidades).

P.D.: no pretendo insultar a nadie ni faltar el respeto.

h. jay s. dijo...

Si, es algo parecido a la "hipnosis" del psicoanálisis freudiano. No es como la pantomima que sale en la tele y sólo funciona con ciertas personas "sugestionables".
Pero supongo que es cuestión de ponernos en la situación que a cada uno nos "sugestione" (por llamarlo de alguna manera) y terminariamos saltando.

tipiconsla dijo...

Me encanta que se hable de estos temas. Furiosoman, veo que sigues confiando en el poder de la conciencia.
Coincido totalmente contigo, pero tengo que agarrarme a la realidad de las cosas, porque es bastante evidente que la locura de las masas existe.

Cuando la situación cambia (por ejemplo una guerra, aunque este sería un caso extremo) tu mente y tu conciencia tambien lo hacen.

Tambien es cierto que cada vez estamos más informados y la influencia de la educación que nos han dado es bastante fuerte. Quizás aguantaramos más que otras personas, pero sigo pensandolo: el ambiente contagia, y en ocasiones hay ambientes que alienan al individuo (o al menos a la mayoría).
¿Excusa?¿Realidad?¿Ficción? Esto empieza a ser un tema digno de Iker Jimenez :P