viernes, 17 de octubre de 2008

Sexo en el metro


¡¡Como está el patio!!. Entre tanta noticia de crisis y su puta madre, siempre podemos encontrar pequeñas joyas entre los diarios nacionales. En este caso me refiero al periodico El Mundo, el cual recoge una curiosa noticia: resulta que a uno de los conductores del metro madrileño le entro un calentón de dos pares de cojones. Ni corto ni perezoso, procedio a introducir en la cabina del conductor a un travelo, el cual le practico un poquitito de sexo oral. Una vez terminado el acto, parece ser que el conductor no quiso pagarle el dinero pactado a nuestra pobre travelo, lo que motivo que se empezaran a dar de hostias en mediod el anden... acojonante como se puede pasar del amor al odio en tan poco tiempo, ¿verdad?.

El final no fue de cuentos de hadas, el travelo denuncio y nuestro alegre conductor ha sido suspendido de empleo y sueldo durante 30 días.

Lo que mas me ha gustado, ha sido la declaración del Metro de Madrid, cito textualmente: "los pasajeros no corrieron ningún peligro en ningún momento, "pues todos los trenes de la red cuentan con sistemas de protección y conducción automática, que impiden que cualquier imprevisto que le suceda al conductor afecte a la seguridad de los viajeros"." Lo cual me hace preguntarme: si los metros andan solos, ¿para que cojones está el conductor?... no me extraña que se aburran y necesiten un poquito de diversión ;))

2 comentarios:

Lialara dijo...

Bueno, no creo que sea el primero ni el último en hacer estas cosas. El año pasado, cuando me volvía a última hora en el A6, había un conductor que siempre llevaba una prostituta. Y figurate el mal rollo, yo sola en el autobús, con el conductor y la de turno...

Estas cosas deberían de estar más vigiladas.

Marce dijo...

Te has adelantado chiqui.

Sobre el notas del A6 tb se puede decir que la "agente contratada" iba siempre delante pegada al conductor, hablaba con el efusivamente pero se notaba que no se conocian y ademas NO ERA LA MISMA "AGENTE" (no se si alguna vez repitio).

Otros datos:
- Muchas veces iba con la luz apagada si no iba nadie en el bus
- EL tio iba rapidisimo (supongo que para hechar el casquete en mitad o al final del trayecto)
- Una vez pude observar en la parada de detras de la plaza de españa como la "agente" le metia mano al conductor por debajo de la camisa en el asiento del conductor
- El conductor era gordo y chungo.